Última Hora

Pablo Elizondo, Periodista

Guatemala es uno de los destinos más importantes para vacaciones por los costarricenses, quienes viajan maravillados por sus atractivos culturales y espectaculares paisajes.

Entre las joyas de la corona se ubica un lago rodeado de volcanes, un oasis en el medio de Centroamérica, que inspira y maravilla a sus exploradores, así es como se resume la experiencia de viajar al lago Atitlán y sus alrededores.

Sus aguas calmas son el epicentro de grandes experiencias y paisajes inolvidables. Aquí se puede navegar en pequeños botes y relajarse en medio de la maravillosa vista.

El lago está rodeado por una serie de pequeños pueblos en los que se puede disfrutar de un buen café, o bien realizar sus compras de artesanías. Cabe destacar que de aquí es donde salen la mayoría de tejidos y artesanías que se producen en este país (al menos las que llegan a nuestras manos).

En estas comunidades se han desarrollado pequeños emprendimientos, y un exquisito arte en cada rincón, sus obras se caracterizan por sus temas coloridos y perspectivas únicas.

Los recorridos son principalmente en botes pequeños, sin embargo existen bastantes hoteles de múltiples categorías en sus orillas, desde las cuales se pueden realizar excursiones a diversos atractivos.

Cualquier época es buena para visitarlo, su belleza escénica lo convierte en un sitio de parada obligatoria en la región.

Guatemala es la tierra de los grandes lagos, y es vigilada silenciosamente por los grandes volcanes, los que han moldeado la historia de este maravilloso país.