Última Hora

Los niños que participan en Nace una Estrella no solo tienen que dar lo mejor de sí en las presentaciones, también tienen que cumplir con sus estudios.

Por eso, quisimos saber cómo logran combinar la vida de artista emergente con la de estudiante.

Sarita Barboza

Sarita está en clases virtuales, realiza los trabajos de la escuela desde su casa, ubicada en Guadalupe.

"La profesora le manda por WhatsApp las guías para que ella trabaje aquí junto a sus hermanos. Ella trabaja los materiales y yo voy y los dejo a la escuela, le dieron esa oportunidad en la Escuela Unificada República del Perú, está en quinto grado. Los profesores le ayudan en ese sentido para que haga todo virtual y, gracias a Dios, son buenos con ella", indicó la mamá de Sarita, doña Evelyn.

Juanis Sanabria

Juanis está matriculado en la Escuela Buenos Aires de Venecia, en San Carlos, y desde que empezó el programa combina todo lo de Nace una Estrella con las clases virtuales.

"La maestra me envía el material través de Teams y yo le saco las fotocopias y el chiquito las hace en casa. A mí me facilita el aprendizaje desde casa porque yo soy maestra y me da tranquilidad, yo no me imagino las mamás que deben de trabajar, debe ser súper difícil, pero en el caso mío con Juanis así lo hemos tratado", aseguró la mamá de Juanis, doña Yamileth.

En la mañana Juanis asiste a sus clases de canto e interpretación y luego, al regresar a la casa, toma un descanso para realizar los trabajos de la escuela. 

"Él se ha acomodado bastante, él es un niño que tiene buena disposición al estudio, a veces se cansa un poquito y quiere seguir en la fiesta de los ensayos, porque para él eso es una fiesta: sus amigos, ensayar, la producción, la utilería... Cuando venimos me cuesta bajarle el nivel de energía para ponerlo a trabajar", agregó su madre.

¿Qué es lo más complicado de este proceso? La mamá comenta que muchas veces les cuesta coincidir con las clases virtuales porque la mayoría son en la mañana, de 7 a. m. a mediodía, y por lo general ese es el horario de Nace una Estrella.

"Pero tenemos contacto constante con la maestra y si él tiene una duda, yo se la hago llegar. Ha sido muy bonito, no nos ha costado tanto como se pensaría", finalizó.

Ariel Darío Jiménez

El vecino de Naranjo nos cuenta que, antes de salir a vacaciones, combinaba la escuela con el programa de canto.

"Yo pedía las guías y las hacía desde la casa. No me conectaba a clases, solo hacía las guías y las entregaba", señaló el pequeño cantante.

Ariel Darío está matriculado en la Escuela Judas Tadeo Corrales Sáenz, en Candelaria de Naranjo.

Ahora que regresó a clases, no han mandado las guías de estudio, entonces por el momento sigue concentrado en sus ensayos de canto.

"Ha sido fácil hacer las guías y estar en el programa, es un poco cansado, pero ahí pude", concluyó el concursante.

Nace una Estrella