Última Hora

La actriz estadounidense Amber Heard afirmó haber temido que su exesposo, Johnny Depp, la matara, en un testimonio examinado este lunes en Londres durante el juicio lanzado por la estrella de "Piratas del Caribe" contra el tabloide The Sun. 

Citada como testigo por parte de la defensa del diario británico, contra el que Depp presentó una querella judicial por haberlo calificado, en abril de 2018, como un esposo abusivo, la actriz de 34 años acusó a su ex marido de haberla sometido a agresiones verbales y físicas, amenazas e intimidaciones. 

El proceso por difamación entra en su tercera y, en principio, última semana en la Alta Corte de Londres. 

La pareja se divorció en 2017 tras 15 meses de un matrimonio tormentoso. En el juicio de divorcio, Heard había retirado su acusación de violencia y Depp le había dado siete millones de dólares (unos 6,11 millones de euros), que la actriz donó a diversas asociaciones.

Para su defensa, el periódico británico evoca 14 incidentes en los que Johnny Depp se habría mostrado violento con su esposa. El actor, de 57 años, rechaza vigorosamente estas acusaciones y afirma que era ella quien fue violenta con él.

Algunos de esto episodios fueron "tan graves que tuve miedo que me matara, ya fuera de forma intencional o por pérdida del control (...) llegando demasiado lejos", aseguró ella en su testimonio por escrito. 

Interrogada por la abogada del actor, Eleanor Laws, Amber Heard confirmó que sufrió violencia física muy frecuente por parte del actor. 

"Explícitamente amenazó con matarme en varias ocasiones, sobre todo al final de nuestra relación", dijo en su escrito, "él es muy bueno para manipular a la gente".

De acuerdo a la mujer, él endilgaba la responsabilidad de sus hechos a lo que llamaba "el monstruo (...) más que a sí mismo". "Hablaba como si se tratara de otra persona o personalidad, y no él quien hacía todas esas cosas", señaló en su testimonio, en el que acusó a Johnny Depp de victimizarse. 

Además cuenta que el entorno de Depp intentó convencerla de "quedarse o volver (con él)" tras estos "episodios de violencia". Entonces, se quedó, afirmó, con la esperanza de ayudar al actor a dejar su adicción a las drogas y al alcohol.