Última Hora

Todos los años, María Isabel Aguilar Dondi de 77 años y su esposo, Isaac Solano de 80 años, esperan la Navidad para armar su hermosa villa: una tradición familiar.

Desde setiembre, ellos empiezan a sacar las más de 150 piezas que utilizan en este proyecto; en el proceso de montaje tardan alrededor de un mes.

"Empezamos hace 35 años, desde que nació mi primer nieto. Ahora mi nieto tiene 35 años, ya es médico y tiene un niño de cuatro años. Ahora él (bisnieto) es el que más lo disfruta", comentó la adulta mayor.

Esta vecina de Cartago centro es pensionada, durante muchos años ejerció como maestra de escuela, daba clases a niños desde primero hasta sexto grado. A pesar de tener una discapacidad en su rodilla, ella disfruta mucho armar su villa navideña.

La villa siempre es diferente: cada Navidad, la familia le agrega un nuevo elemento. Este 2021, el nuevo artículo es un teatro. "Tiene tres escenas diferentes y una iluminación muy bonita, esta me la regaló mi nieto y tuvo un costo de ₡102.000", dijo Aguilar.

"Lo que más me gusta es ver dónde ponemos la casita nueva, qué le vamos a poner y disfrutamos mucho", agregó.

La villa está inspirada en una ciudad de Estados Unidos en la época de invierno, ya que todas las edificaciones están cubiertas de nieve. "Como las casitas que compramos la primera vez tenían nieve, la villa es blanquita, todas las casitas son de la colección".

Entre las más de 150 piezas destaca el barrio residencial, el colegio, la escuela, la catedral, una lechería con sus animales, un veterinario con los perritos, tiendas, el parque de diversiones con una rueda de Chicago, sube y bajas, salón de baile, sillas voladoras, la estación de los bomberos y la policía. 

Entre risas, la adulta mayor dice que lo único que le falta a la villa es un hospital; entonces, por ahora, sus habitantes "no se enferman".

Youtube Teletica