Por Josué Sánchez |15 de junio de 2017, 5:33 AM

La cantante Adele demostró su solidaridad con las personas que lo perdieron todo en el incendio de la Torre Grenfell de Londres.

Ella decidió llegar la madrugada del jueves al lugar de los hechos sin cámaras, ni flashes y con un profundo dolor al ver lo que le ocurrieron a los residentes del edificio.

Testigos expresaron que la observaron muy angustiada, llorando y que hasta repartió abrazos y cariño a todos aquellos que lo necesitaban.

“El hecho de que Adele haya ido a la Torre de Grenfell y no haya dicho una palabra sobre esto, demuestra lo sorprendentemente sincera que es. Adele es un ángel, ella se merece el cielo, el corazón más grande de siempre, tan orgulloso de ella”, añadió uno de los testigos.

El incendio en la torre se dio este miércoles y hasta este momento se ha confirmado la muerte de 17 personas.