Última Hora

La conductora del programa Un Nuevo Día, Adamari López, al parecer casi pierde la vida luego de someterse a un tratamiento de fertilidad en Estados Unidos.

La puertorriqueña de 47 años ya se encuentra en su casa, está rodeada de su familia y alejada de las cámaras de televisión.

Aunque en un principio se dijo que tenía influenza, un amigo cercano a ella reveló que estuvo internada por 34 días.

 Adamari se sometió a un tratamiento de fecundación in vitro para poder embarazarse nuevamente. Ya lo había intentado hace un par de años, cuando tenía 45, pero no pegó, y hace poco se le volvió a meter en la cabeza la idea de ser madre”, contó la persona fuente a People en español.

El tratamiento al que se sometió es a base de hormonas y aunque ya ella sabía que los medicamentos podrían dañarla, lo intentó, lo malo fue que las hormonas le elevaron la presión a tal grado que pudo darle un derrame cerebral, por esta razón los doctores decidieron inducirla a coma.

“Ella está recuperándose en casa, súper cuidada por Toni y por su nena. Lo que vivió no fue fácil y pudo haber pasado algo mucho más grave. Gracias a Dios, no fue así y ahora ella está consciente de que arriesgó su vida”, agregó la fuente.

Se espera que López regrese a su trabajo a inicios del próximo año.