Por Josué Sánchez |27 de julio de 2016, 5:16 AM

Cincuenta residentes de un hogar de ancianos en Nueva Zelanda protagonizaron junto a sus nietos una parodia del video Shake It Off de la cantante Taylor Swift.

Julia Wallace, de Retirement Village, es la protagonista del video que tiene un hermoso mensaje: nunca se es lo suficientemente viejo para ser feliz.

El filme contó con la participación de un equipo de producción profesional y se utilizaron cromas -fondo verde- para poder hacer la maniobras de los adultos mayores.

Este corto fue grabado en el mes de abril y hasta ahora se está volviendo viral en todo el mundo.

Esta no es la primera vez que un grupo de personas realiza videos de este tipo; en el 2014 otro centro de adultos mayores imitó el video de la canción Happy de Pharell Williams y alcanzó más de 8 millones de reproducciones en YouTube.