Última Hora

El alcalde de San Carlos, Alfredo Córdoba, sugiere confinar a la población del cantón por zonas geográficas para enfrentar la crisis del COVID-19 y específicamente combatir así la segunda ola de la pandemia que está surgiendo en la zona norte.

El jefe del gobierno local  plantea que se tomen como referencia empresas que tienen más de trescientos empleados y a partir de estas crear un círculo concéntrico para que la gente no puede salir de estas áreas, dentro de la cuales habría EBAIS y supermercados para que tengan acceso a trabajo,  comida y salud.

La propuesta fue planteada en el programa En Profundidad de Teletica.com.

Inicialmente explicó que la medida sería para nicaragüenses, pero ante la pregunta de si esto no iría contra la Constitución replanteó la respuesta y dijo que sería para ticos y extranjeros.

Durante la entrevista se le preguntó si esta medida  no podría resultar inconstitucional por limitar la libertad de tránsito para una población sin órdenes sanitarias particulares, ante lo que él  aseguró que lo que estarían haciendo es "un control de los nicaragüenses" para evitar contagio. (ver video adjunto)

Córdoba añadió que el problema  es que los nicaragüenses no están entendiendo el idioma del ministro de Salud y a estos parece que se les está hablando en "chino o en ruso".

Ante la pregunta de sí este tipo de afirmaciones no atizan el sentimiento de xenofobia en la zona norte, el alcalde indicó que si bien hay nicaragüenses que contribuyen a la economía local, también aseveró que "esta población tiene que respetar las políticas de un país que no es el de ellos".

También se le consultó si este forma de pensar no exime erróneamente a los ticos que se aprovechan de las necesidades de los extranjeros para traerlos cobrándoles dinero (coyotaje) o empresarios que los explotan, ante lo que el alcalde reconoció que hay gente y empresarios ticos que se aprovechan pero reafirmó su pensamiento de que los extranjeros tienen que respetar la reglas del país.

Durante la entrevista también se le preguntó si no era discriminatorio pensar que solo los nicaragüenses incumplen las medidas, pues en San José se nota gente que también las desobedece, y el jerarca respondió que la realidad de la zona norte es distinta a la de la capital.

También se le consultó si no bastaban ya las órdenes sanitarias para obligar  a la gente a permanecer confinados en un lugar, pero él aseguró que estas órdenes no son cumplidas.