Última Hora

Luego de que un médico le confirmara que nunca iba a ver, Óscar López pensó en suicidarse. Planeó hacerlo lanzándose al mar desde el malecón de La Habana. Dice que, al final, no tuvo el valor para hacerlo, pero agradece al cielo que así fuera, porque ahora asegura llevar una vida feliz y plena.

Ser no vidente no le impide disfrutar de algunas notas de la vida. Le gusta ir al cine y al estadio para sentir el ambiente que allí se vive. También recuerda con orgullo subir el cerro Chirripó, eso sí, con ayuda de amigos que nunca lo dejan.

Puede escuchar el podcast aquí:

Elecciones 2022