Última Hora

El grupo automovilístico alemán Volkswagen ha tenido en el primer semestre una pérdida neta atribuida de 1.201 millones de euros (unos 1.412 millones de dólares al cambio actual), por a los efectos de la pandemia de coronavirus, frente al beneficio de 6.875 millones de euros un año antes.

Volkswagen ha informado este jueves de que la facturación bajó entre enero y junio hasta 96.100 millones de euros (un 23,1 % menos que un año antes) tras la caída constante de las ventas por la bajada de la demanda tras el cierre de los concesionarios.

No obstante, la caída porcentual de las ventas se ha reducido desde mayo.

El grupo VW entregó entre enero y junio 3,9 millones de vehículos (un 27,4 % menos con respecto al año anterior).

Volkswagen también tuvo en este periodo una pérdida operativa de 1.490 millones de euros, frente al beneficio de 8.997 millones de euros un año antes.

El director Financiero y de Tecnología de la Información del grupo, Frank Witter, ha destacado quela primera mitad de 2020 fue una de "las más desafiantes" en la historia de la compañía debido a la pandemia de COVID-19.

Ha señalado que Volkswagen ha introducido pronto amplias medidas para reducir costes y asegurar la liquidez, que le han permitido limitar el impacto de la pandemia en su negocio hasta cierto grado.

El directivo también ha observado una "tendencia positiva" en las últimas semanas y por ello se ha mostrado "cautelosamente optimista" con respecto a la segunda mitad del año. (EFE, AFP).