Última Hora

Veintidós miembros de las fuerzas de seguridad indias murieron y otros treinta resultaron heridos en un enfrentamiento con maoístas rebeldes en el centro del país, informaron este domingo fuentes policiales. Cayeron en una emboscada el sábado cuando regresaban de una operación de búsqueda cerca de un bosque en el distrito de Bijapur, en el estado de Chhattisgarh, un bastión rebelde maoísta, dijo a la AFP el director general de la policía de esa región, Ashok Juneja.

"De momento se han confirmado 22 muertos entre las fuerzas de seguridad", afirmó el jefe policial. Cinco cuerpos se recuperaron ayer y otros 17 hoy. Los heridos fueron ingresados en dos hospitales de Bijapur y Raipur, la capital de Chhattisgarh. Más de una docena de personas están desaparecidas, añadió, y agregó que varios maoístas también murieron en el ataque, sin especificar el número, aunque fueron al menos recuperados dos cadáveres, uno de ellos de una mujer.

Juneja dijo que los rebeldes se habían llevado las armas, la munición, los uniformes y los zapatos de los muertos. El primer ministro indio, Narendra Modi, dijo en Twitter que los "sacrificios de los valientes mártires nunca serán olvidados", mientras que el ministro del Interior, Amit Shah, tuiteó que India "seguirá luchando contra estos enemigos de la paz y el progreso".

Es el peor ataque de la guerrilla de extrema izquierda desde el de 2017, cuando murieron 25 policías, aunque en este caso el número de víctimas podría todavía aumentar aún, dijo a la AFP un oficial de policía del distrito de Bijapur. Chhattisgarh es una de las regions más castigadas por la insurgencia maoísta, que en dos décadas ha dejado más de 3.300 civiles muertos, según el portal South Asia Terrorism.