Última Hora

La Unión Europea (UE) extendió este jueves un año más, hasta el 1 de junio de 2022, las sanciones que impuso a Siria en 2011 contra el régimen de Bashar al Assad, cuando empezó la guerra que dura ya diez años.

Actualmente, la lista de sanciones incluye a 283 individuos -entre ellos el propio Al Assad- y 70 entidades, a los que se prohíbe entrar en territorio comunitario y se les han congelado los bienes y activos que tengan en la UE.

Implica también la congelación de los activos que el Banco Central Sirio tiene en la UE, así como un embargo a las importaciones de petróleo y a las exportaciones de equipos y tecnología que puedan usarse para reprimir a la población o para rastrear o interceptar las comunicaciones telefónicas o en línea. Se trata de sanciones que la UE ha ido prorrogando anualmente desde que las introdujo en 2011.

La extensión de estas medidas se produjo el mismo día en que la UE consideró que las elecciones presidenciales sirias del miércoles "socavan" los esfuerzos por encontrar una solución "sostenible" al conflicto sirio, al no cumplir criterios democráticos.