Última Hora

La compra de exámenes rápidos de COVID-19 es parte de un esfuerzo para mejorar la respuesta del bloque comunitario a la fuerte segunda oleada de la pandemia.

Al formular el anuncio, este miércoles, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pidió a los países miembros integrar sus aplicaciones de rastreo de casos, coordinar las restricciones nacionales de viaje y empeñarse en un mayor intercambio de informaciones. Asimismo, pidió "coordinación" en el enfoque y "valentía" en las medidas para "salvar vidas".

"La situación del COVID-19 es muy grave (...) Todos los datos apuntan a una fuerte expansión del virus en toda Europa. Nos encontramos en lo más hondo de la segunda oleada. Sólo la semana pasada se alcanzó una cifra de 1 millón de infecciones confirmadas. En las próximas semanas estas cifras van a seguir aumentando y muy rápidamente", dijo la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen en rueda de prensa.

La presidenta del Ejecutivo comunitario agregó que la UE debe "intensificar" su respuesta e hizo "un llamamiento a los Estados miembros para que trabajen en estrecha colaboración pues "las valientes medidas que se tomen ahora ayudarán a salvar vidas y proteger los medios de subsistencia".