Última Hora

Trece policías federales iraquíes murieron este domingo en un ataque del grupo yihadista Estado Islámico (EI) cerca de Kirkuk, norte de Irak, indicaron fuentes médicas y de seguridad.

Se trata de uno de los ataques más mortíferos del Estado Islámico desde el comienzo del año. Las autoridades también reportan tres heridos.

"Las células de la organización están activas en la región alrededor de Kirkuk debido a la ausencia de apoyo aéreo y militar", declaró una fuente policial a la agencia de noticias AFP.

A finales de 2017, Irak declaró su "victoria" militar sobre EI después de recuperar las grandes ciudades que los yihadistas controlaban desde 2014, pero las células siguen operando y atacando a las fuerzas de seguridad, especialmente en algunas zonas remotas del norte de Irak.

En julio pasado, los yihadistas reivindicaron un ataque en Bagdad que causó más de 30 muertos en el barrio chiita de Sadr City.