Última Hora

Pese a resultados intermedios positivos para las fases 1 y 2 de los ensayos de su vacuna de tecnología ARN mensajero, Sanofi considera que ésta llegaría demasiado tarde al mercado, cuando ya se habrán producido, antes de fin de año, 12.000 millones de dosis de vacunas anticovid en total.

"La necesidad no es de crear nuevas vacunas de ARNm contra COVID-19, sino de dotar a Francia y a Europa de un arsenal de vacunas de ARN mensajero para una próxima pandemia, para nuevas patologías" aseguró Thomas Triomphe, vicepresidente de la rama de vacunas de Sanofi, a la agencia francesa de noticias AFP.

En consecuencia, Sanofi no desarrollará la fase 3 para esta vacuna "pues no hay una necesidad de salud pública de tener otra vacuna de ARN mensajero" agregó.

Sanofi está bajo presión para reactivar su cartera de medicamentos y se muestra ansiosa por superar sus reveses en la carrera por una vacuna contra COVID-19.

Así que, al hacer este anuncio, la empresa destacó que los resultados mostraron el potencial detrás de la empresa Translate Bio, que adquirió recientemente. Y auguró un buen futuro para su otra posible vacuna contra COVID-19, desarrollada con la británica GlaxoSmithKline (GSK), y cuyo progreso se vio retrasado tras resultados iniciales decepcionantes, a fines del año pasado.

Sin vacuna propia de ARNm, pero con otras: una propia y tres ajenas

Eso sí, "Sanofi continúa sus esfuerzos en la lucha contra la pandemia de COVID-19", asegura la empresa en un comunicado.

Por un lado, espera obtener resultados de la fase 3 de su otra vacuna, basada en una proteína recombinante y desarrollada con el británico GlaxoSmithKline (GSK), antes del final de 2021.

"Paralelamente a su estudio de seguridad y eficacia de fase 3 en curso, Sanofi ha ampliado su programa de desarrollo para incluir un estudio de la vacuna como un refuerzo potencialmente protector, para abordar las necesidades cambiantes de salud pública."

Ese candidato vacunal, asegura la farmacéutica francesa, "tiene el potencial de potenciar fuertemente las respuestas inmunes, luego de la vacunación primaria con múltiples plataformas de tecnología de vacunas, y contra un amplio espectro de variantes preocupantes."

Por otra parte, Sanofi "mantiene su compromiso de hacer una fuerte contribución a las prioridades actuales de salud pública mundial, con el suministro de 500 millones de dosis de vacunas autorizadas", agrega el comunicado.

Sanofi "es la única empresa que aprovecha su capacidad de fabricación mundial y su experiencia para el suministro de tres diferentes vacunas autorizadas contra COVID-19, la de BioNTech / Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson", concluye.

Tres plantas industriales de la empresa en Francia, Alemania y Estados Unidos, han liberado, hasta el momento, 30 millones de dosis de estas tres distintas vacunas, informa Sanofi.