Última Hora

Rusia cerrará este sábado (24.04.2021) el acceso a tres sectores del mar Negro para buques militares de otros países pese a las advertencias de la OTAN y de Ucrania, que consideran esa medida agresiva e ilegal.

Según precisa el Boletín de Navegación y Oceanografía del Ministerio de Defensa, el cierre se hará efectivo a las 21.00 hora local y estará en vigor hasta el 31 de octubre próximo.

Los tres sectores se encuentran en la península ucraniana de Crimea, anexionada por Rusia en 2014, donde el Ejército ruso celebró esta semana maniobras militares.

Se trata del sector que va del puerto de Sebastópol al de Gurzuf; la zona costera frente a la reserva natural de Opuk, que acoge un polígono militar; y un pequeño sector cerca del extremo occidental de la península.

Rusia: Estrecho de Kerch no será afectado

Defensa insiste en que dicho cierre no afectará al Estrecho de Kerch, que separa Crimea del continente y une el mar de Azov -que comparten Rusia y Ucrania- con el mar Negro.

La fuente informó en su momento que el cierre está motivado por maniobras de tiro, lo que incluye proyectiles de artillería y misiles, y también por trabajos técnicos en la zona.

Con todo, Ucrania calificó el cierre de nuevo intento de "violar" las normas internacionales de navegación y "usurpar" el derecho de Ucrania como "país costero".

Desde la construcción por Rusia del puente que une la península con el continente, Kiev ha acusado a Moscú de querer convertir el Azov en un mar interior.

UE: violación del derecho internacional

Mientras, la OTAN consideró el paso de Rusia "injustificado" y le llamó a garantizar "el libre acceso a los puertos ucranianos en el mar de Azov". En tanto, la Unión Europea también llamó esta semana a Moscú a reconsiderar su decisión, que Bruselas considera una nueva violación del derecho internacional y un factor desestabilizador en la región.

Rusia siguió adelante con sus planes pese a que Estados Unidos renunció al envío de dos buques -los destructores "Roosevelt" y "Donald Cook"- al mar Negro, por lo que Moscú pidió a Washington "que se mantenga lejos" de la zona de conflicto. "Es por su propio bien", dijo Serguéi Riabkov, viceministro de Exteriores.

Ucrania y Occidente saludaron el repliegue de las tropas rusas anunciado el jueves y que comenzó el viernes en la península y en el mar Negro con el retorno de los buques a sus puertos.

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha dado a su colega ucraniano, Volodímir Zelenski, su pleno apoyo ante la "agresión" rusa y pidió en conversación telefónica al jefe del Kremlin, Vladímir Putin, que rebaje la tensión con el país vecino.