Última Hora

La ciudad de artesanos vinculada al rey Amenhotep III, que data de más de 3.000 años y cuyo descubrimiento fue anunciado el jueves, fue presentada a la prensa este sábado por las autoridades egipcias, deseosas de promover el turismo cultural.

El arqueólogo más renombrado de Egipto, Zahi Hawass, detalló que los investigadores encontraron talleres, hornos, casas de ladrillo, cerámica, joyas y herramientas y que solo han descubierto "una parte de la ciudad".

"Encontramos tres barrios principales: uno para la administración, un dormitorio para los trabajadores, uno para la industria y un área para carne seca", precisó Hawass este sábado en medio de las ruinas de la antigua ciudad, situada en la orilla occidental del Nilo, cerca de Luxor (sur).

Las excavaciones en la ciudad, enterrada bajo la arena desde hace milenios, continuarán algunos años más, afirmó el arqueólogo, quien llevó a cabo los trabajos desde septiembre de 2020.

Una serie de muros de ladrillo de arcilla, así como calles que pasan entre las construcciones son hoy visibles en el sitio.

Entre otros descubrimientos, Hawass citó "un lugar para la costura" y uno "para la fabricación de sandalias", así como "moldes para amuletos" y pequeñas estatuas.

Los arqueólogos también encontraron un "gran pez cubierto de oro" que tal vez era venerado, según Hawass, quien también aseguró que se trata del "descubrimiento más importante" desde que fue desenterrada la tumba de Tutankamón" en el Valle de los Reyes en 1922.