Última Hora

Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) de México rescataron el martes (31.08.2021) a 327 migrantes, unos 120 de ellos menores de edad, de una casa de seguridad en el municipio de Cadereyta, estado de Nuevo León, en el norte del país.

Los agentes señalaron que las personas, de las que no se precisó su nacionalidad, permanecían en la casa en condiciones infrahumanas y de vulnerabilidad que ponían en riesgo la vida de menores y adultos.

"Permanecían hacinados y en condiciones insalubres e infrahumanas al interior de una casa de seguridad ubicada en el municipio de Cadereyta, Nuevo León", indicó el INM en un comunicado.

Señaló que el hallazgo se derivó del trabajo llevado a cabo por agentes de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes "daban seguimiento al caso de un paciente de un hospital de la localidad que falleció y era visitado por personas extranjeras".

Se triplica flujo de menores migrantes

Este martes, el INM informó que de enero a la fecha ha identificado a 34.427 menores de edad, acompañados y no acompañados, que transitaban territorio mexicano en condición irregular.

Según la entidad, ese flujo de población se triplicó con respecto al mismo período en 2020 en el que se identificaron a 11.703 menores de edad, acompañados y no acompañado.

Del total, 8.525 viajaban solos y 25.902 en compañía de una persona adulta, principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador.

Desde octubre de 2018, y a pesar del endurecimiento de la vigilancia en la frontera sur de México, miles de migrantes de Centroamérica, pero también de Cuba, Haití y de diversos países africanos y asiáticos, ingresan a México con el objetivo de llegar a la frontera con Estados Unidos.

Los traficantes de personas buscan rutas para los extranjeros y en ocasiones estacionan en los estados de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Oaxaca y Puebla como una parada intermedia en su travesía hacia Estados Unidos.