Última Hora

Especialistas en enfermedades infecciosas del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, en España, han logrado activar células 'natural killer' (NK), linfocitos del sistema inmunitario que matan a las células infectadas por virus, bacterias o tumores, mediante una nueva técnica con nanopartículas de oro que contienen anticuerpos y que podrían ayudar a eliminar los reservorios del VIH.

Los grupos que han trabajado en esta investigación son los de Enfermedades Infecciosas y CIBBIM-Nanomedicina, Nanopartículas Farmacocinéticas del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR), y el trabajo ya se ha publicado en la revista Nano Today.

Los investigadores han desarrollado nanopartículas polarizadas, donde los anticuerpos del mismo grupo se agregan entre sí y no se colocan al azar, con lo que se dirige mejor la respuesta inmunitaria y supone una nueva herramienta de investigación útil en la búsqueda de tratamientos para infecciones o para el cáncer.

Las ‘natural killer' juegan un papel fundamental

Las células 'natural killer' son un tipo de linfocitos del sistema inmunitario importante para reconocer y eliminar células infectadas por virus o bacterias, antes de que la infección se pueda extender más, y también células tumorales.

En el caso de las células infectadas por VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), las NK juegan un papel clave en su eliminación y se encuentran especialmente activas al inicio de la infección.

Sin embargo, al tratarse de una infección crónica, con el paso del tiempo, las células NK dejan de responder bien y se agotan.

Así, los investigadores se han centrado en la actividad citotóxica de las NK y usan anticuerpos para dirigirlas hacia las células infectadas y que las eliminen. Para reactivar las células 'natural killer', los investigadores han desarrollado nanopartículas que contienen dos tipos de anticuerpos.

Uno de estos tipos reconoce la proteína CD16, que se encuentra en la superficie de las células NK, y el otro tipo reconoce la proteína gp120, que expresan las células infectadas y ayudan a que las células asesinas naturales se activen de forma más eficaz y eliminen la infección.

Los resultados del estudio muestran que las células NK son capaces de poner en marcha una respuesta citotóxica hacia las células infectadas y eliminar los reservorios celulares de VIH en cultivos de células sanguíneas y de tejido linfoide humano.

Un hallazgo clave

Las nanopartículas polarizadas que se han usado para el estudio de la unión entre las células 'natural killer' y las células infectadas por VIH son una tecnología que podría convertirse en una nueva plataforma de investigación con un gran abanico de aplicaciones, como, por ejemplo, con el cáncer.

En este caso, sería una estrategia de inmunoterapia que dirigiría las células del sistema inmunitario hacia las células tumorales.