Última Hora

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, ordenó este jueves (01.10.2020) la detención de miles de hondureños que en caravana ingresaron al país para llegar a Estados Unidos en medio de la pandemia de COVID-19.

"En este momento se ha dado la orden que sean detenidos en territorio guatemalteco todos aquellos (hondureños) que hayan entrado ilegalmente" al país, dijo el mandatario en un mensaje a la nación.

Agregó que los migrantes serán "retornados a la frontera de su país y puestos bajo la vigilancia de las autoridades de Honduras".

No obstante, previo a que se concreten las capturas, el mandatario instó a "los hondureños que, por favor, procedan a regresar" voluntariamente a su país.

Este jueves, unos 3.000 migrantes hondureños ingresaron a Guatemala por una frontera terrestre, tras romper un cerco militar, con la intención de llegar a Estados Unidos a pie para escapar de la pobreza y violencia en su país.

En Consejo de Ministros, el presidente decretó un estado de prevención por 15 días en los departamentos (provincias) de Izabal, Petén, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa y El Progreso, en el noreste de la nación, el cual restringue varios derechos constitucionales.

El jefe de Estado dijo que tomó la decisión debido a que la frontera Corinto, en Izabal, fue "violentada por un grupo masivo de hondureños que no solo violentaron el ingreso nacional sino provocaron desórdenes en la estación migratoria".

Giammattei dijo que los migrantes están violando la ley

Agregó que "en medio de la actual emergencia sanitaria, no solo se irrespetaron los protocolos para el ingreso al país sino también los protocolos de salud establecidos para la protección de nuestros ciudadanos", aseveró.

Detalló que desde el 18 de septiembre, cuando se abrieron las fronteras marítimas, terrestres y aéreas después de seis meses, los extranjeros deben llenar una serie de protocolos que "nos indiquen que no son portadores del COVID-19 para garantizar la salud de todos los guatemaltecos".

Giammattei aseguró que los migrantes "están violando la ley, sobre todo porque están utilizando niños no acompañados, están haciendo escudos humanos con mujeres y ancianos y están vulnerando a los guatemaltecos".

Asimismo, fue enfático en que Guatemala es respetuoso del derecho humano de migrar, pero "no seremos tolerantes de que se haga de forma violenta e ilegal como lo hicieron hoy (jueves)" los hondureños.

"No permitiremos que algún extranjero que está utilizando métodos ilegales para ingresar a este país crea que tiene derecho de venir a contaminarnos y ponernos en grave riesgo", puntualizó el gobernante.

Hasta este jueves, el ministerio de Salud guatemalteco contabilizaba 92.409 casos y 3.261 muertos por COVID-19.