Última Hora

El primer ministro de Portugal, António Costa, dijo este viernes que si se mantiene la tendencia actual el país superará la barrera de los mil casos diarios de coronavirus la próxima semana, y pidió responsabilidad a los ciudadanos para evitarlo.

"Si se mantiene esta tendencia, seguramente la próxima semana llegaremos a mil casos por día. Tenemos que conseguir trabar el crecimiento de esta pandemia", dijo Costa en una rueda de prensa al término de una reunión con su gabinete de crisis para el COVID-19.

"No hay razones para el miedo, pero hay razones para que todos tengamos cautela", subrayó el primer ministro, quien remarcó en varias ocasiones que no se puede volver a parar el país como ocurrió en marzo, cuando se declaró el estado de emergencia. Sobre todo ahora que acaba de arrancar el año lectivo para cerca de un millón y medio de escolares y los adultos retoman su actividad laboral plena tras las vacaciones de verano.

"No podemos privar a niños y jóvenes del acceso a la escuela, no podemos privar a las personas de visitar a seres queridos en residencias de ancianos, o cuando llegase la Navidad separar a familias, como hicimos en Pascua", explicó, en referencia a las restricciones de movilidad aplicadas en primavera.

Costa fue enfático en sus llamados a la responsabilidad individual de los portugueses, a los que recordó que con las reglas ya divulgadas, como la distancia social, uso de mascarilla e higiene en las manos se puede controlar el ascenso de contagios. "Comprendo que tras algunos meses hay algún cansancio, pero seamos claros, esto no es una carrera de 100 metros, es una larga maratón y no sabemos cuántos kilómetros tiene la maratón", expuso.

Además, pidió a los ciudadanos que sean sus "propios policías" y no esperen regaños de las autoridades para cumplir las normas.

Durante la contingencia, están prohibidas las reuniones de más de 10 personas (y de más de cuatro en el caso de cafeterías a 300 metros de colegios y centros comerciales) y hay nuevos límites horarios para comercios, además de para la venta de alcohol.