Última Hora

Polonia celebró este lunes el centenario del nacimiento del papa Juan Pablo II, en medio de fuertes tensiones políticas. En numerosos homenajes, misas, conciertos y ceremonias, fue destacado el papel del papa polaco en la caída de los regímenes comunistas en Europa del Este, entre ellos por el embajador de Alemania en Polonia, Rolf Nikel, quien entregó al museo Juan Pablo II un fragmento del Muro de Berlín (en la imagen). "Con este gesto queremos agradecer a Polonia y a Juan Pablo II por su contribución a la caída del Muro de Berlín", dijo.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, destacó a Juan Pablo II como un "magnífico compatriota" que "ha cambiado el curso de la historia del mundo". "Gracias a él, gracias a Solidaridad (federación sindical dirigida por Lech Walesa), el comunismo cayó y podemos construir una Polonia libre año tras año", dijo.

El líder del principal partido de oposición, Plataforma Cívica (PO, centrista), Borys Budka, quien visitó Wadowice, la ciudad natal de Karol Wojtyla, insistió principalmente en el apoyo del papa a la unidad de Europa. "A Juan Pablo II, a su compromiso en el proceso de adhesión de Polonia a la Unión Europea, se debe el éxito del gran referéndum, en el que una clara mayoría de los polacos se pronunció a favor de la adhesión a la UE", dijo.

Los medios de comunicación polacos han informado de la misa que el papa Francisco celebró ante la tumba de San Juan Pablo II, y de los homenajes que se le han rendido en el extranjero, especialmente en Hungría y en Lituania.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |