Última Hora

La policía griega empezó este jueves a transferir a parte de los miles de migrantes que erran por las carreteras de Lesbos tras el incendio de Moria hacia un nuevo campo "provisional", según la ONU y las autoridades, que mencionaron Pascua como fecha límite para su traslado fuera de la isla.

Según la Policía, unas 70 mujeres policía participan en la operación para intentar persuadir a los refugiados a mudarse al nuevo campo.

Las autoridades griegas y la ONU construyen desde el sábado un nuevo campo donde, según estas, los procedimientos de asilo podrán retomarse. Pero la mayoría de los migrantes se niega a instalarse en el nuevo recinto porque temen quedarse bloqueados durante meses a la espera de un posible traslado hacia al continente u otro país europeo.

Desde el incendio de Moria, donde vivían unos 13.000 refugiados, miles de personas se instalaron en las zonas de estacionamiento de supermercados o en el arcén de las carreteras.

Moria, el mayor campo de migrantes de Europa, creado hace cinco años en plena crisis migratoria, quedó totalmente devastado por un incendio, intencionado según las autoridades griegas, en la noche del 8 al 9 de septiembre. Seis jóvenes migrantes afganos fueron detenidos y cuatro de ellos fueron inculpados por "incendio voluntario".