Última Hora

"Total confirma la retirada del conjunto de su personal del proyecto Mozambique LNG en (la península de) Afungi. Esta situación lleva a Total, como operador del proyecto Mozambique LNG, a declarar la fuerza mayor", indicó en un comunicado la empresa este lunes. El grupo petrolero francés confirmó así la suspensión de su gigantesco proyecto de gas en el noreste de Mozambique, interrumpido tras un ataque yihadista a principios de abril.

La declaración de "fuerza mayor" se aduce cuando condiciones excepcionales impiden la continuación de una obra y la ejecución de los contratos relacionados. La empresa expresó su solidaridad al Gobierno y la población locales y deseó que la acción emprendida por las autoridades del país y sus socios regionales e internacionales permitan restablecer la estabilidad de forma duradera en la provincia de Cabo Delgado.

La principal organización empresarial de Mozambique anunció el 21 de abril la suspensión de los contratos firmados por el gigante petrolero francés con al menos dos empresas constructoras. Total detuvo a principios de abril este proyecto, después de que el 24 de marzo grupos armados atacaron la cercana ciudad portuaria de Palma, matando a decenas de personas.

Ataque en Palma tras anuncio de reactivación de las obras

El asedio sobre la ciudad tuvo lugar poco después de que Total y el Gobierno del presidente mozambiqueño, Filipe Nyusi, anunciaran que iban a reanudar "pronto" las actividades de construcción del proyecto en Afungi "con la implementación de medidas de seguridad adicionales". El 27 de marzo, no obstante, la compañía anunció la suspensión de la reactivación de ese proyecto y redujo al mínimo su fuerza de trabajo en la zona, sobre la que ahora confirmó una retirada completa.

El ataque fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI). El proyecto de GNL de Mozambique, liderado por Total dentro de un consorcio, representa una inversión total de 20.000 millones de euros (24.000 millones de dólares). La organización yihadista Al Shabab, que no guarda relación con el grupo homónimo de Somalia, aterroriza el norte de Mozambique desde 2017 y ha causado hasta la fecha miles de muertes y casi 700.000 ciudadanos desplazados.

El proyecto Mozambique LNG para construir una planta de licuado de gas natural con capacidad para 13,1 millones de toneladas anuales en ese país africano había conseguido una financiación de 14.900 millones de dólares, tal y como anunció Total el pasado julio. El acuerdo de financiación, el mayor para un proyecto de este tipo en África, según la empresa, se cerró con préstamos suscritos por ocho agencias de créditos a la exportación, por 19 bancos comerciales y por el Banco Africano de Desarrollo.