Última Hora

Diversas organizaciones alemanas, desde sindicatos hasta asociaciones religiosas, celebran hoy el bautizado Día de la Igualdad de Pago.

Cada año fijan este día calculando el número de días extra que tendría que trabajar una mujer para igualar el salario de un hombre.

"Solo cuando el Equal Pay Day caiga en 1 de enero podremos hablar de igualdad de salarios", dijo el presidente federal del Movimiento Católico de Trabajadores en Alemania (KAB) Andreas Luttmer-Bensmann. 

Aunque este año se haya avanzado desde el 17 al 10 de marzo, hay poco que celebrar, dijo: las mujeres en Alemania siguen ganando un 18% menos que los hombres, según la Oficina Federal de Estadística Destatis (un punto porcentual mejor que el año pasado) o de un 6% en términos ajustados (a igualdad de puesto o de trabajo).

La líder del grupo parlamentario de Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt, dijo al portal "t-online" con motivo del Día de la Igualdad de Pago que las empresas deberían "informar sobre el pago a mujeres y hombres y sobre sus medidas para cerrar su propia brecha salarial". 

Con tal divulgación, aduce, el pago equitativo podría verificarse en todos los ámbitos y sería más fácil cerrar todas las brechas.

No solo es necesario involucrar a las grandes corporaciones, añadió Göring-Eckardt, sino también a las pequeñas y medianas empresas, "donde trabaja la mayoría de las empleadas". La igualdad de salario debe convertirse en la seña de identidad de las empresas, como forma de atraer y retener talento, destacó la política, que recordó que Alemania es el tercer país de Europa con mayor brecha salarial entre hombres y mujeres. (kna/afp)