Última Hora

Conocido por sus salidas de libreto, el ex primer ministro de Indonesia, Mahathir Mohamad, hizo honor a su fama y publicó este jueves (29.10.2020) una serie de mensajes en Twitter donde, entre otras cosas, justificaba el malestar de los musulmanes contra Francia y parecía respaldar los atentados terroristas como el perpetrado esta misma jornada en Niza, donde tres personas perdieron la vida.

"A lo largo de su historia, los franceses mataron a millones de personas. Muchas eran musulmanes. Los musulmanes tienen derecho de estar furiosos y matar a millones de franceses por las masacres del pasado”, escribió el político, de 95 años. Twitter mantuvo el texto, alegando que se trataba de un mensaje "de interés público”, pero puso una advertencia.

Poco después, Mahathir, cuyo gobierno cayó en febrero, dijo que si bien no aprobaba la decapitación del profesor francés Samuel Paty, asesinado el 16 de octubre por haber mostrado a sus alumnos unas caricaturas de Mahoma, sí entendía que la libertad de expresión no podía justificar "los insultos a los otros”. "Sea cual sea la religión cuestionada, la gente está furiosa y mata”, explicó. Luego, dijo que el presidente galo, Emmanuel Macron, era una persona "muy primitiva”.

"Los franceses deberían enseñar a sus ciudadanos el respeto de los sentimientos de los otros. Puesto que se acusa a todos los musulmanes por lo que una persona furiosa realizó, los musulmanes tienen derecho a castigar a los franceses", insistió, y señaló que el boicot contra los productos franceses que algunos políticos han impulsado "no compensa los daños hechos por los franceses en todos estos años”.

El gobierno de Francia pidió a la red social, por medio del secretario de Estado para Asuntos Digitales, que retirara los mensajes y suspendiera la cuenta, pero Twitter se limitó a borrar el texto. De cualquier modo, Mahathir tiene fama por sus declaraciones. En temas diplomáticos, sexuales y religiosos ha realizado intervenciones que provocan escozor.

Por ejemplo, en septiembre de 2019 calificó a India de "invasor y ocupante” en Cachemira. Sobre los homosexuales ha señalado que su país no "puede aceptar lo LGTB” y que "dos hombres o dos mujeres juntos no constituyen una familia”. Respecto a Israel ha dicho que "la creación ilegal de Israel es la principal causa del terrorismo”, y en 2019 su gobierno impidió el ingreso de deportistas israelíes a Malasia "hasta que cese la opresión del pueblo palestino”.