Última Hora

Con el número de contagios diarios en Alemania marcando máximos y la cifra de víctimas mortales del COVID-19 superando los 10.000 fallecidos, la canciller alemana repitió este sábado su llamado de la semana pasada a "reducir los contactos". "No estamos impotentes ante el virus, nuestro comportamiento determina la fuerza y ​​la rapidez con que se propaga", dijo Angela Merkel en su mensaje semanal a través de videoblog.

"Para mí sigue siendo válido todo lo que dije la semana pasada, palabra por palabra (…) así que vuelvo a poner a continuación el videopodcast de la semana pasada", añadió la mandataria antes de repetir el video anterior. En él, Merkel pedía que se redujeran drásticamente los contactos personales fuera de la propia familia y que se renunciara a los viajes que no sean "realmente necesarios". "Por favor, ¡quédese, siempre que sea posible, en casa, en su lugar de residencia!".

Centralización de las medidas

La canciller no parece muy satisfecha con los resultados de las medidas adoptadas en las últimas conferencias de líderes regionales en Alemania. La semana próxima volverán a reunirse los primeros ministros de los Länder alemanes. El ministro de Economía, Peter Altmaier, al igual que hiciera ya antes el primer ministro de Baviera, Markus Söder (CSU), se pronunció a favor de traspasar más poderes al gobierno federal si fuera necesario.

"Las decisiones tomadas por un solo estado federal pueden afectar a todos los demás estados federales; por eso necesitamos urgentemente más decisiones conjuntas", dijo en los periódicos del grupo editorial Funke. "O tomadas por todos los estados conjuntamente o, allí donde no se consiga, a nivel federal", agregó, aparentemente de cara al Consejo Federal. Otros mandatarios regionales se han mostrado partidarios también de medidas adicionales.

Casi 15.000 contagios en 24 horas

Los contagios por coronavirus se dispararon en Alemania a un nuevo máximo de 14.714 en las últimas 24 horas, mientras el número de muertos superó los 10.000 desde el inicio de la pandemia, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada medianoche. El total de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero se sitúa en 418.005, con 10.003 víctimas mortales, 49 más en un día.

"Ahora son más los lugares donde se contabilizan tantas infecciones que las autoridades sanitarias ya no son capaces de rastrear los contactos", advirtió Merkel. "Si cada uno de nosotros reduce ahora notablemente por un tiempo los encuentros fuera de la propia familia, podemos lograr frenar y revertir la tendencia de infecciones cada vez más al alza", afirmó.

Merkel advirtió que la forma en que pasemos el invierno y la Navidad es algo que "se decide en los próximos días y semanas" y que "decidimos todos con nuestra forma de actuar".