Última Hora

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitó este jueves la catedral Notre Dame, en París, y aplaudió los esfuerzos realizados para su reconstrucción, en ocasión del segundo aniversario del voraz incendio que casi la destruye.

"Se ha hecho un inmenso trabajo", afirmó Macron. También expresó el "orgullo colectivo" de ver a la catedral retomar cuerpo, tras el incendio del 15 de abril de 2019.

Aunque el templo perdió su aguja, su tejado, su reloj y parte de su bóveda, la labor de los bomberos hizo posible que el gran edificio medieval no se derrumbara.

Macron había fijado como objetivo reconstruir la catedral en cinco años. Un año después confirmó su promesa, pese a la interrupción de las obras durante los primeros meses de la pandemia de coronavirus.

Reconstrucción no podrá ser finalizada en el plazo fijado por Macron

Pero la reconstrucción de Notre Dame no estará finalizada en cinco años, apuntó el miércoles Jean-Louis Georgelin, presidente del establecimiento público encargado de su reconstrucción. No obstante, se podrá realizar una primera misa en 2024, señaló.

Ya se han cortado miles de robles en Francia para reconstruir la aguja, la cubierta y el crucero. Y en el interior de la catedral hay un bosque de andamios, redes y lonas donde se afanan carpinteros y técnicos.

Sin embargo, el enigma sobre el origen del siniestro sigue sin resolverse, ya que hay muy poca información disponible sobre el avance de las pesquisas.

En junio de 2019, al final de la investigación preliminar, el fiscal de París había indicado que lo más seguro es que se trató de un accidente. "Por ahora, mantenemos las mismas tesis, una colilla de cigarrillo mal apagada o un cortocircuito", detalló.