Última Hora

El líder opositor venezolano Leopoldo López aseguró este sábado que seguirá trabajando "para alcanzar la libertad" de su país, del que se ha marchado hace unas horas, si bien no desveló su paradero actual.

"Venezolanos, esta decisión no ha sido sencilla, pero tengan la seguridad de que cuentan con este servidor para dar la lucha desde cualquier espacio. No descansaremos y seguiremos trabajando día y noche para alcanzar la libertad que nos merecemos todos los venezolanos", escribió López en su cuenta de Twitter.

López, según explicó su padre, salió el viernes de la residencia del embajador español en Venezuela, Jesús Silva, donde estaba como huésped desde el 30 de abril de 2019, y se marchó a España, donde residen su esposa e hijos.

"Como siempre, desde las calles con el pueblo, o en una cárcel militar, desde un tribunal injusto o perseguido en una embajada, todo nuestro tiempo y energía será para serle útil al pueblo venezolano en la conquista de su libertad", añadió López en la misma red social.

Aseguró que desde el "nuevo terreno de lucha", fuera de Venezuela, seguirá "cumpliendo de manera inquebrantable con las responsabilidades asignadas como comisionado para el Centro de Gobierno", que le encargó el también opositor Juan Guaidó, al que 50 países reconocen como presidente interino.

López agregó que "bajo el liderazgo" de Guaidó, del que ha sido el gran mentor, y "en coordinación" con la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de clara mayoría opositora que termina su mandato el 5 de enero, está seguro de que "Venezuela será libre y democrática".

El político concluyó su mensaje anunciando que "en los próximos días" ampliará "en detalle" las acciones que plantea "a favor de la libertad" de los venezolanos.

López fue arrestado en 2014 y sentenciado a 14 años de cárcel, acusado de liderar los actos violentos en las marchas antigubernamentales que se llevaron a cabo ese año.

Tras cumplir su condena durante casi tres años en una cárcel militar, fue traspasado a arresto domiciliario hasta su liberación en abril de 2019, cuando se hospedó en la residencia del embajador.

Tras su sorpresiva salida, un vigilante privado de la embajada de España en Caracas y una empleada de López fueron arrestados, informó un diplomático a la agencia EFE. El vigilante José Jerjes Neira llevaba años trabajando en la sede diplomática y fue arrestado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), detalló la fuente.