Última Hora

Las autoridades jordanas afirmaron este domingo que desmantelaron un complot para "desestabilizar" el reino, en el que estaba implicado el príncipe Hamza bin Huséin, hermanastro del rey Abdalá II de Jordania.

Hamza, expríncipe heredero hasta 2004, y otras personas estuvieron en contacto con una fuerza extranjera para la conspiración, dijo el viceprimer ministro Ayman Safadi.

El príncipe de 41 años anunció el sábado que había sido puesto bajo "arresto domiciliario" en su palacio de Amán, tras ser acusado por el ejército de actividades contra "la seguridad del reino".

"Rezando para que la verdad y la justicia prevalezcan para todas las víctimas inocentes de esta malvada calumnia", expresó la reina Noor en Twitter.

Este domingo, el viceprimer ministro Ayman Safadi afirmó que los servicios de seguridad "habían seguido durante un largo periodo las actividades y movimientos" de Hamza, Cherif Hasán ben Zaid y Basem Awadalá (antiguo asesor del rey) y otras personas "contra la seguridad y la estabilidad de la patria".

Hamza es el hijo mayor del rey Huséin y de su esposa estadounidense, la reina Noor. De acuerdo con los deseos de su padre, que falleció en 1999, fue nombrado príncipe heredero cuando Abdalá se convirtió en rey. Pero en 2004, Abdalá II le retiró el título y se lo dio a su hijo mayor Huséin.

Según las autoridades, se han detenido unos 16 sospechosos.