Última Hora

Nueva Delhi decretó el cierre de las escuelas hasta nuevo aviso, urgió a la gente a teletrabajar y prohibió el acceso a los camiones de mercancías no esenciales, para contener los peligrosos niveles de contaminación de la capital india.

La ciudad de 20 millones de habitantes, una de las más contaminadas del mundo, se ve sumergida cada invierno en una densa capa de niebla tóxica.

El sábado, las autoridades de Nueva Delhi ordenaron el cierre de escuelas durante una semana y prohibieron los trabajos de construcción durante cuatro días.

Pero en una orden emitida el martes por la noche, la Comisión de Gestión de Calidad del Aire indicó que el cierre debería mantenerse hasta nuevo aviso.

Este órgano también prohibió la entrada de camiones no esenciales hasta el 21 de noviembre, el cese de operaciones de seis de las 11 plantas térmicas en un radio de 300 kilómetros e impuso el teletrabajo al 50 por ciento de las plantillas públicas, animando a las firmas privadas a seguir el mismo ejemplo.

"confinamiento por contaminación"

Esta orden llega días después de que el gobierno de Delhi haya rechazado un pedido de la Corte Suprema de India para declarar por primera vez un "confinamiento por contaminación", que restrinja el movimiento de la población.

Esta semana, el nivel de contaminación por partículas PM 2,5, las más dañinas y responsables de enfermedades crónicas de pulmones y corazón, superó concentraciones de 400 microgramos por metro cúbico en diferentes zonas de la ciudad.

La semana pasada, el nivel llegó a 500, lo que es 30 veces más del límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Un informe publicado en The Lancet en 2020 dijo que al menos 17.500 personas murieron en Nueva Delhi en 2019 debido a la contaminación del aire.

Un estudio de la organización suiza IQAir de 2020 indicó que 22 de las 30 ciudades más contaminadas del mundo estaban en India.