Última Hora

El telescopio espacial Hubble ha detectado vapor de agua persistente –pero, misteriosamente, solo en un hemisferio y en reposición constante– en la atmósfera de la luna Europa, una de las 79 que orbitan alrededor de Júpiter y la sexta más cercana al planeta, con una superficie de hielo y un clima inhóspito.

En la página web oficial del telescopio, gestionado en colaboración por las agencias espaciales europea (ESA) y norteamericana (NASA), se indica que el descubrimiento se produce poco después de que se revelara la presencia de vapor de agua en Ganímedes, otra de las lunas de Júpiter.

Las lunas heladas

El análisis de las imágenes de archivo ha confirmado ahora la presencia de vapor de agua en Europa, pero solo en un hemisferio, y se cree que estas revelaciones permitirán avanzar en la comprensión de la estructura atmosférica de las lunas heladas y sentar las bases para futuras misiones de exploración.

Utilizando la misma técnica que detectó vapor de agua en la luna Ganímedes, un astrónomo ha podido observar ahora vapor de agua en uno de los hemisferios de Europa, el que está siempre en el lado opuesto a la dirección de movimiento de la luna.

La presencia de vapor de agua ya se había predicho en simulaciones por ordenador, pero nunca se había observado.

"La detección [...] es sorprendente porque las temperaturas de la superficie son muy bajas", dijo Lorenz Roth, astrónomo autor del estudio que condujo al descubrimiento, citado en un artículo publicado en la web oficial del telescopio Hubble.

Europa: vasto océano bajo la capa de hielo superficial

La luna Europa, más grande que el planeta enano Plutón, tiene una superficie de hielo y temperaturas de unos 170 grados centígrados bajo cero, y los astrónomos creen que bajo la capa de hielo superficial se esconde un vasto océano, y los científicos también especulan sobre la posible existencia de vida.

Para llegar al descubrimiento anunciado hoy, Roth analizó las bases de datos del Hubble, seleccionando observaciones ultravioletas de Europa de 1999, 2012, 2014 y 2015, cuando la luna estaba en diferentes posiciones orbitales, que les permitieron determinar la abundancia de oxígeno –uno de los elementos que componen la molécula de agua– en la atmósfera de la luna.

Interpretando la intensidad de las emisiones a diferentes longitudes de onda, se pudo inferir la presencia de vapor de agua.

Las observaciones anteriores de vapor de agua en la luna Europa se habían asociado a fenómenos comparables a los géiseres, pero a una altura de más de 100 kilómetros, que formaban burbujas en la atmósfera.

Los nuevos resultados, sin embargo, muestran una cantidad similar de vapor de agua repartida en una amplia zona visible en las observaciones realizadas entre 1999 y 2015, lo que sugiere la presencia a largo plazo de vapor de agua en la atmósfera del hemisferio de la luna Europa que se encuentra más alejado del planeta Júpiter.

Youtube Teletica