Última Hora

La delegación del Gobierno de Nicolás Maduro llegó este sábado (25.09.2021) a México para reanudar el diálogo con la oposición venezolana después de haber aplazado el encuentro acusando a Estados Unidos de interferir en las negociaciones.

"La delegación del diálogo venezolano presidida por el plenipotenciario Jorge Rodríguez arribó a la Ciudad de México para continuar la ronda de negociaciones con la plataforma unitaria de la oposición", anunció en redes sociales la Asamblea Nacional, liderada por el mismo Rodríguez.

La tercera ronda de las conversaciones -que se llevan a cabo en México con el arbitraje de Noruega- debía haber arrancado el 24 de septiembre, pero los representantes de Maduro plantaron a la oposición al no acudir al encuentro. Aunque el Gobierno no justificó su ausencia, la vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, arremetió el viernes en redes contra el embajador de EE.UU. en el país, James Story, a quien acusó de dar órdenes a la oposición "sobre qué hacer en la mesa de diálogo".

El mensaje que fue respaldado por Jorge Rodríguez, presidente del Parlamento venezolano y líder del equipo negociador del Gobierno, quien escribió que el Ejecutivo venezolano "jamás atenderá una agenda que intente imponer este personaje", en referencia al embajador.

Fue el representante de la delegación opositora, Gerardo Blyde, quien informó el viernes por la noche a través de un comunicado que los chavistas no habían acudido a la reunión. A pesar de dicha ausencia, Blyde ratificó "el "compromiso" de la oposición de "continuar la negociación sobre la agenda acordada". Según explicó, en esta ronda estaba previsto "constituir una mesa de atención social" y "discutir la construcción del sistema de justicia".

Una vez superado el inconveniente, Maduro escribió en su cuenta de Twitter que "llega a México nuestra delegación, para continuar la jornada de diálogo con las oposiciones venezolanas. En un proceso de conversación y debates, del que esperamos nuevos acuerdos y resultados positivos para el pueblo de Venezuela".

Durante los días previos, el ambiente se había enrarecido después de que el Gobierno venezolano anunciara por sorpresa el nombramiento del empresario colombiano Alex Saab como miembro de su delegación, pese a estar preso en Cabo Verde, a la espera de si es extraditado a Estados Unidos.