Última Hora

Corea del Norte informó el sábado de 21 nuevas muertes por "fiebre" en medio del primer brote de COVID-19 en el país, que ha ordenado un confinamiento nacional ante la expansión "explosiva" del virus.

Los medios de comunicación estatales afirmaron que sólo el viernes se descubrieron 174.440 nuevos casos de fiebre y que 21 personas habían muerto, al tiempo que pasaba a un "sistema de cuarentena de emergencia máxima" en un intento de frenar la propagación de la enfermedad entre su población no vacunada.

"El 13 de mayo se registraron 174.440 nuevos casos de fiebre en todo el país, 81.430 se recuperaron "y 21 murieron", dijo el informe de la agencia estatal KCNA, que no especifica cuántas víctimas habían dado positivo al coronavirus, pero los expertos afirman que el país carece de capacidad para realizar pruebas masivas.

Con sus 25 millones de habitantes sin vacunar y un sistema sanitario tambaleante, el poder norcoreano ordenó medidas de confinamiento por todo el país para tratar de contener el brote epidémico.

El dictador Kim Jong Un dijo el viernes que "la mayor prioridad es bloquear la propagación del virus cerrando zonas activamente y aislando y tratando a las personas con fiebre de manera responsable".

"El número total de enfermos en todo el país era de 524.440, de los cuales 234.630 estaban totalmente recuperados, 288.810 estaban recibiendo tratamiento, y el número de muertos hasta ahora es de 27", añadió.

Spotify TeleticaRadio