Última Hora

Algunas de las representaciones más comunes de los vikingos en la cultura popular muestran a grandes guerreros con cascos provistos de cuernos para simbolizar su ferocidad y poder. Sin embargo, dos cascos con cuernos curvados en forma de toro pueden haber inspirado la idea de que, más de 1.500 años después, los vikingos llevaran cuernos de toro en sus cascos, aunque no hay pruebas de que lo hicieran.

Una nueva investigación revela ahora que los famosos cascos descubiertos en Viksø (Dinamarca) hace 80 años datan en realidad de alrededor del año 900 a.C., casi 2.000 años antes de los vikingos, lo que desmiente el mito de que procedan de la época vikinga, según una investigación publicada en la revista Praehistorische Zeitschrift.

Leyenda originaría en el siglo XIX


"Durante muchos años, la cultura popular asoció los cascos de Viksø con los vikingos", explica Helle Vandkilde, arqueóloga de la Universidad de Aarhus (Dinamarca), a Live Science. "Pero en realidad, no tiene sentido. El tema de los cuernos es de la Edad de Bronce y se remonta al antiguo Oriente Próximo", agregó.

La leyenda se habría originado, según reportan medios, probablemente con los artistas escandinavos del siglo XIX, que popularizaron las representaciones de los asaltantes nómadas con este equipo en sus obras.

En cuanto a los dos cascos decorados con cuernos curvados –encontrados en 1942 en el este de Dinamarca por trabajador que cortaba turba para obtener combustible–, investigadores anteriores habían sugerido que eran originarios de la Edad de Bronce nórdica, fechada entre 1700 y 500 a.C.

El nuevo estudio de Vankilde utilizó la datación por radiocarbono del alquitrán de abedul encontrado en uno de los cuernos para confirmar su antigüedad con mayor precisión: en torno al año 900 a.C., hace casi 3.000 años y muchos siglos antes de que los vikingos o los nórdicos dominaran la región.

Vínculos entre las civilizaciones de la Edad del Bronce


La nueva investigación también apunta a los vínculos entre las civilizaciones de la Edad del Bronce en toda Europa y más allá: tanto los cuernos de toro como el ave de presa eran probablemente símbolos del sol, ya que se ha encontrado iconografía similar de la época en otras partes de Europa, como en la isla mediterránea de Cerdeña y en el suroeste de Iberia. "No se trata de una coincidencia, sino de una conexión", afirma Vandkilde.

"Nuestro estudio muestra que las representaciones escandinavas de guerreros con cuernos aparecen al mismo tiempo que imágenes muy similares en Cerdeña y el suroeste de España. Esto atestigua las estrechas conexiones entre las grandes civilizaciones de la Europa de la Edad del Bronce; la primera globalización basada en el comercio a larga distancia de metales, ideas y lujos", añadió Vandkilde.

Las rutas marítimas fenicias


Durante la Edad del Bronce en Cerdeña, los símbolos de criaturas con cuernos, como los toros, tenían un significado religioso y se utilizaban a menudo para decorar las tumbas neolíticas. El motivo probablemente llegó a Europa desde Oriente gracias a los viajeros fenicios de la zona costera del Mediterráneo oriental, según informó Live Science.

Las rutas marítimas fenicias coinciden con la incorporación de Escandinavia a la red, dejando al descubierto una ruta marítima Mediterráneo-Atlántico hacia el Mar Báltico. Los cascos no habrían sido transportados por tierra, ya que "la otra floreciente ruta comercial transalpina parece haber sido inactiva en la difusión de la imagen del héroe guerrero con cuernos", dijeron los investigadores.

"Los guerreros con cuernos de Escandinavia, Cerdeña y España se asocian a nuevos regímenes políticos respaldados por el control de los metales y las nuevas creencias religiosas", agregaron.

Escéptico sobre la nueva investigación


Pero no todo el mundo está convencido. Nicola Ialongo, arqueólogo de la Universidad Georg August de Gotinga, aseguró a Science magazine estar escéptico sobre la nueva investigación y sus conclusiones. Lalongo afirma que el estudio deja muchas cosas sin explicar. Si existía una ruta comercial atlántica muy transitada que unía el Mediterráneo con el extremo norte, argumenta, ¿por qué se encuentran cascos con cuernos y otra iconografía en Cerdeña y Escandinavia, pero no en Bélgica, Francia, el Reino Unido o los Países Bajos?

"Incluso si se supone que los marinos iban directamente de Cerdeña a Escandinavia, debieron de hacer un alto en el camino", aseguró.

Editado por Felipe Espinosa Wang.

Spotify TeleticaRadio