Última Hora

El supuesto líder de una secta religiosa que habría secuestrado y sometido a abusos físicos a media docena de personas, tres de ellas niños -en la remota comarca indígena Ngäbe Buglé de Panamá- fue capturado este miércoles (09.09.2020), según comunicó el ministro de Seguridad, Juan Pino.

"La captura se dio con la cooperación de las autoridades comarcales; logran la ubicación de la persona y ya se está en coordinación con el Ministerio Público para proceder a la judicialización", señaló Pino.

Unidades policiales y del Servicio Nacional Aeronaval (SENAN) capturaron al presunto líder cerca de Río Totuma, en la Comarca Ngäbe Bugle, informó el Ministerio de Seguridad. "Es un caso de alto perfil", apuntó el funcionario.

El detenido, al que no se identifica, es el "presunto líder de la secta religiosa" que fue desmantelada el 15 de agosto por "violación y maltrato a menores de edad", indicó por su parte el SENAN. El capturado será "llevado ante el juez penal de adolescentes para legalizar su aprehensión”, agregó la entidad. Las autoridades han realizado cinco detenciones por este caso y han rescatado a tres niños: un infante de tres meses, un niño de 10 años y otro de 14 años. 

El pasado mes de agosto rescataron a seis personas -entre ellas los niños- que se mantenían privadas de libertad por esta supuesta secta religiosa, en Llano Amado en la provincia de Veraguas. Días más tarde, tres miembros de la supuesta secta fueron detenidos e imputados por los delitos de abuso físico y sexual de menores.

Las autoridades investigan si este acto tiene relación con la masacre de siete indígenas, la mayoría niños, a manos de una secta guiada por un supuesto mesías, en enero pasado en la comunidad de Alto Terrón, en una zona remota de la misma comarca Ngäbe Buglé.

Situada en el norte de Panamá, la comarca Ngäbe Buglé, una de las cinco que tiene el país centroamericano, fue creada en 1997. Tiene una extensión de 6.968 kilómetros cuadrados y es la más poblada de las demarcaciones indígenas panameñas, con unos 213.000 habitantes de acuerdo con cálculos de 2018. Es una zona de extrema pobreza.