Última Hora

La junta directiva del Saprissa no aguantó más y tras los hechos sucedidos en el clásico nacional, tomó una decisión histórica de vetar a La Ultra del estadio Ricardo Saprissa.

El espaldarazo a su barra marca todo un precedente en la historia morada y en palabras de su presidente, Juan Carlos Rojas, el hecho de que el clásico se suspendiera varias veces y en la toma se observará a niños pequeños en medio del pleito entre los aficionados morados y miembros de la Fuerza Pública.

Según el mandatario morado, la decisión es final y no hay vuelta atrás y más bien formará parte de la idea de “estadio familiar” que quiere imponer el club.

“Lo que vivimos ayer fue vergonzoso e inaceptable y ya fue la última gota que rebalsó el vaso y ya dijimos “hasta aquí”. Así que decidimos reconvertirla en una gradería totalmente familiar y que vaya alineada con los valores que queremos proyectar y el tipo de estadio que queremos para todos”, mencionó Rojas.

Pero, ¿por qué hasta ahora se toma la decisión?

Según el jerarca, lo ocurrido en el clásico inaceptable y desde hace varios años venían con una serie de controles que por mucho rato habían controlado la violencia en el estadio, hasta este domingo.

“Bueno porque llevábamos varios años sin incidentes porque teníamos una serie de controles muy fuertes que hemos ido tomando de manera incremental y con mano dura. Hemos tomado decisiones muy difíciles desde la llegada de Horizonte Morado como el de vetar las barras rivales y vetar para partidos específicos la gradería sur y son decisiones que hemos venido tomando.

“Pero la verdad que suceda eso en un clásico, que se pare el partido, que haya gente en riesgo y todo ese esfuerzo lo decidimos enrumbarnos para tomar esa decisión”, añadió.

La tarea de que ningún miembro de La Ultra ingrese al estadio parece un poco complicada, aunque para Juan Carlos Rojas, esto no será mucho problema pues tienen a todos muy bien identificados.

“Bueno nosotros tenemos muy bien identificados a todos los miembros de La Ultra tanto por la Fuerza Pública como de Seguridad Privada, así como de quiénes son esas personas y se van a implementar todos los mecanismos que ya se tienen para evitar su ingreso”.

El presidente de Horizonte Morado asegura que los esfuerzos como empadronamiento y las cámaras se quedaron cortos en el control de las barras, no obstante, no considerara que fallaran.

“Cada quién lo ve cómo lo quiera ver. Usted me está diciendo que sí fallaron las políticas de empadronamiento y las cámaras, pero más bien nosotros fuimos de los primeros en ir tomando este tipo de decisiones en el país para erradicar la violencia de los estadios y la violencia en el Saprissa cayó a menos del 15% desde nuestra llegada”, explicó.

Gradería familiar.

Parte de las acciones que quiere implementar el club morado es atraer a un público más infantil en las grades, de ahí que esperan transformar la gradería sur en una nueva “gradería familiar”.

“En cuanto a la reformulación de gradería sur ya lo iremos puliendo, de un inicio tal vez no se venderán entradas, sino más bien se invitarán a una serie de escuelas, de niños, nuestras escuelas de fútbol en coordinación con la fundación Saprissa y la Municipalidad de Tibás para traer niños de las escuelas de la zona y ahí iremos dando informaciones de cómo se irán implementando estas medidas”, explicó.

El presidente morado aseguró que desconocen si hubo una reacción por parte de La Ultra ante este veto, pero dejó en claro que fue una decisión “unilateral” y en ningún momento se tomó en cuenta su opinión.