Última Hora

Wálter Centeno respira tranquilo en el banquillo del Deportivo Saprissa y la razón es que al fin parece contar con una solidez defensiva luego de que en el pasado torneo tuviera que improvisar a un contención como central en mucho tramo del certamen.

La razón es muy sencilla y viene de dos de los fichajes de los morados en esta campaña como lo son Johnny Acosta y el argentino Esteban Espíndola.

Ambos han venido a reforzar el sector central de la defensa que anteriormente solo contaba con Aubrey David y con Alexander Robinson.

Ahora el Paté cuenta con cuatro jugadores de experiencia en este puesto y de ahí que los morados solo han recibido dos anotaciones en contra y son la defensa menos batida, eso sí, en apenas cuatro encuentros.

Esto se debe a que tengo variantes, tengo cuatro por puesto y juegan dos, antes no tenía estas posibilidades y ahora las tengo y por eso ante usábamos a un cinco como central y lo hacía bien, pero no era lo mismo. La llegada de Espíndola y Acosta nos hace más fuertes claramente y ahora Aubrey tiene competencia y jugarán los que se ajusten al sistema”, mencionó Centeno.

El técnico morado sabe que ambos jugadores serán claves para detener al cubano Marcel Hernández, goleador del Cartaginés y a quién enfrentarán en dos partidos consecutivos este miércoles y domingo.

Ambos partidos serán vitales para conseguir el primer lugar del grupo B del Torneo de Clausura 2020.

“Espíndola y Johnny lo han hecho bien y eso se debe a la calidad que tienen ellos. Lo de Johnny era muy fácil adaptarse por su experiencia y Espíndola viene de una cultura argentina que siempre se adapta bien y poco a poco irá enganchándose más y eso lo dará el ritmo de los partidos.

“Nosotros respetamos al rival y a todas sus fortalezas y sabemos que él (Marcel Hernández) es un jugador importante y analizamos todos los aspectos y a partir de ahí hacemos todas las estrategias posibles”, explicó el técnico morado.

Para el técnico del Saprissa, los dos partidos ante Cartaginés servirán para probar muchas cosas, sobre todo la parte física de ambos equipos que tuvieron el parón más grande de todo el torneo, pues ambos presentaron casos positivos de COVID-19 que los obligaron a la cuarentena.

“Cartaginés y Saprissa llegamos en igualdad de condiciones, tal vez nosotros con un poco más de tiempo. Pero me imagino que Hernán Medford y su cuerpo técnico deben estar muy preocupados por eso también. Lamentablemente caímos en ese momento y no se puede hacer nada, estamos combatiendo los dos equipos en la parte física y recuperación y es parte de un entrenador tomar decisiones de acuerdo al trabajo, no es habitual que pase esto en un torneo, más bien felicitar a los cuerpos técnicos de ambos equipos, pues ningún jugador ha salido lesionado de forma grave”, explicó.

El Paté no descartó realizar algunas rotaciones en puestos específicos para hacerle frente a ambos partidos.

“Rotaciones vamos a seguir creciendo y depende de lo que piense y analizo muchas cosas, el estado físico de los jugadores, cansancio y la participación y a partir de ahí tomo decisiones”, concluyó.

Saprissa y Cartaginés se medirán este miércoles a las 8 p. m. en el Ricardo Saprissa en duelo de reposición de la fecha 3; mientras que el próximo domingo se volverán a ver las caras en el Fello Meza a las 11 a. m. por juego respectivo de la fecha 8.