Última Hora

En Costa Rica todos parecen conocer el peligro que genera tener al defensor Kendall Waston cuando sube al área a buscar balones.

Esa misma receta la trasladó Saprissa a la Concacaf y en dos jugadas de táctica fija sentenció un partido (0-2) ante el Santa Lucía Cotzumalguapa de Guatemala que no les generó mayor imprevisto.  

El campeón chapín distó mucho de acercarse a los anteriores rivales de los morados, donde acumularon cuatro partidos sin triunfo y de ahí que la victoria se les terminó ahogando.

Precisamente en estos últimos  juegos tuvo más complicaciones que ante el Santa Lucía, club que apenas hizo intentos de querer hacer daño a los saprissistas, pese a contar con su cancha a su favor.

Los de Mauricio Wright en cambio supieron aprovechar su momento y sentenciaron un partido que luego se dedicaron a cuidar.

No es que el cuadro morado carezca de ideas en ataque (aunque a veces le hace falta más sorpresa), pero la receta de la casa sigue siendo provechosa.

Saprissa vive de lo que haga Mariano Torres en el mediocampo. El argentino es el líder del equipo y en él pasa todo el juego morado.

Pero también vive de lo que Waston, de 1.98 metros de estatura, logre cazar por lo alto en el área.

Precisamente, el espigado defensor “cazó” un saque de banda casi centro, envió la pelota a un atinado Jimmy Marín para que volviera a cabecear el balón y se lo sirviera a Christian Bolaños para definir el 0-1 al minuto 19.

Bolaños volvía a sentirse en las redes tras una jugada colectiva muy ensañada por los morados. Kendall al primer poste y siempre entra un jugador al segundo para pivotear. Fácil de detectar, pero no para un club extranjero.

El segundo tanto juntó a sus dos armas favoritas. Torres cobró un tiro libre largo al corazón del área y otra vez Waston ingresó para puntillar la pelota y poner el 0-2 justo al final de la primera parte.

A Saprissa la ventaja le vino perfecto para cuidar la pelota y dedicarse a bajar revoluciones. Más sabiendo que los dos goles le acomodan la serie para la vuelta y tras dejar ir un triunfo el fin de semana anterior en Guápiles.

Incluso hasta pudieron sentenciar la serie, pero Orlando Sinclair no tuvo acierto en su remate desviado en la más clara.

Después de ahí Saprissa tuvo más miedo por los costados con Ricardo Blanco y las incursiones de Bolaños que en punta de ataque donde sigue en deuda.

Saprissa recibirá la próxima semana al Santa Lucía con dos goles de ventaja y con todo a su favor para llegar a cuartos de final en busca de ese título que se lo negó Alajuelense el año anterior.

Como dato, Kendall Waston sigue como goleador morado y ya suma cuatro tantos en la temporada, como ningún otro delantero del club. Esto hace creer que la receta seguirá usándose hasta que ya no dé resultado.

Youtube Teletica