Última Hora

El Deportivo Saprissa salió a aclarar la situación en el caso de la llegada del futbolista hondureño Rubilio Castillo, quien aparentemente tenía un precontrato firmado con un club chino en el 2019.

Según un comunicado de la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA al Saprissa, el catracho terminó de maneral unilateral un precontrato firmado con el club chino Nantong Zhiyun FC en el año 2018, situación que conlleva sanciones económicas y deportivas al jugador como la imposibilidad de participar en torneos internacionales por tres meses.

Sin embargo, la Cámara interpretó que dicho incumplimiento involucra al club morado como ente “solidariamente responsable” por la contratación de Castillo en el 2019.

Esto expondría al Saprissa a una sanción de al menos tres mercados de fichajes sin poder contratar a algún futbolista sea costarricense o extranjero.

Ante esto los morados emitieron un comunicado en el que aseguran que desconocían del precontrato del futbolista al momento de su contratación.

“El Deportivo Saprissa llevó a cabo dicha transferencia sin conocimiento alguno de la existencia de ese precontrato y realizó la transferencia, de Club Motagua a Saprissa, contando con las declaraciones de libertad correspondientes y con el debido registro del certificado internacional.

“La institución evalúa en detalle los antecedentes, mecanismo y procedimientos para salvaguardar a integridad deportiva y económica de Saprissa, dentro de los plazos establecidos por la FIFA”, menciona el club.