Última Hora

La cueva morada ha sido por excelencia uno de los escenarios donde más veces se levantó un título del fútbol de la primera división. 

Desde su inauguración en 1972, el estadio Saprissa no sólo fue sede del cuadro morado, sino que además en ese reducto han sido locales prácticamente todos los principales clubes de nuestro balompié.

En este escenario se han jugado 20 encuentros de final desde 1977, cuando los locales se enfrentaron al Cartaginés y se alzaron con el sexto título consecutivo de la histórica década de los 70s.

De los 20 encuentros finales efectuados en el estadio Saprissa, los morados jugaron 18; mientras que los otros dos los jugaron Limón en 1981 ante Herediano y Pérez Zeledón en el 2005 cuando recibió a la Liga Deportiva Alajuelense.

Ahí se han jugado 20 encuentros, de los cuáles 17 terminaron en victoria y sólo tres culminaron sin goles.

Se han marcado 48 goles, 31 de los equipos locales y 17 de los visitantes. Por cierto, éste gol de Carlos Hernández en la final del temporada 2005 ha sido el más rápido en la cueva morada al anotarlo a los 25 segundos de iniciado el juego.

La mayor goleada fue la final del Verano 2010, cuando Saprissa venció a San Carlos 3-0, mientras que sólo Alajuelense y Herediano ganaron juegos de final en este escenario siendo visitantes.

Los manudos lo hicieron en las finales de 1991, 1995, 1997 y 2005; mientras que Herediano lo hizo en la serie del Verano 2017.

El juego con más goles fue el del Herediano contra Saprissa de la final del Invierno 2014 donde se anotaron 6 goles, mientras que en dos ocasiones el marcador fue de empate sin goles. En la final Saprissa – Alajuelense de 1992 y en la última final Saprissa – Herediano del Clausura 2018.

Justamente ésta última final fue la única que terminó en el drama de los lanzamientos de penal.