Última Hora

Primero fue Alajuelense ante el Guastatoya, ayer el Santos ante el Furge de Canadá y ahora fue el turno del Saprissa al caer 2-1 ante Comunicaciones.

El fútbol tico no ve una y volvió a firmar otro fracaso más en Concacaf. Antes se dominaba en el área, ahora ni a semifinales se llega, un fracaso.

Los morados pagaron muy caro los errores defensivos. En la ida había sido Luis José Hernández el que sufrió con la velocidad de los Cremas, esta vez fue Hadden y Salinas los que se vieron muy mal por alto lo que les terminó costando el título del área.

Comunicaciones estudió bien al Saprissa y lo supo golpear en momentos clave del partido, pese a que en la cancha se reflejaba una paridad entre ambas escuadras.

Pero en un cabezazo que midió pésimamente Hadden, el delantero Andrés Lezcano (el exbrumoso) les ganó por alto y puso el 1-0 al minuto 14.

La anotación obligaba a los morados a buscar el empate para no despedirse del torneo y lo consiguieron mediante la única forma que parecen conocer y que se hace desgastante partido a partido y es buscar la altura de Kendall Waston.

Mientras sea efectiva la fórmula no hay por qué cambiarla, sin embargo, esto no oculta lo flojo que se ve el equipo morado en ataque.

Waston aprovechó un cobro de esquina de Mariano Torres para elevarse entre la defensa crema y poner el 1-1 al 18. El gol ponía las cuentas 5-4 en el global a favor de los morados que se veían en semifinales.

El partido pudo estar para cualquiera tras la primera mitad, pero si algo tuvo mejor el cuadro chapín fue en actitud y ganas, un mal que llevamos años arrastrando en el fútbol tico.

Eso fue suficiente para que el Comunicaciones inclinara la balanza a su favor y así consiguió un gran premio por intermedio de Juan Luis Anangono quien otra vez madrugó en el salto a Justin Salinas para sellar de cabeza el 2-1 del partido y el 5-5 global que metía a los Cremas en semifinales por gol de visitante.

Otro tropezón para el fútbol tico que sigue dando tumbos y parece retroceder cada vez más a los tiempos de finales del siglo anterior donde estaba lejos de tener una superioridad en el área.

El principal problema es que los resultados hablan por sí solos, pero los cambios y las acciones no llegan, lo que parece estar destinado a un fracaso no solo a nivel de clubes, si no también con lo que respecta al flojo papel de la Selección Mayor.

Youtube Teletica