Última Hora

A pesar de ganar 3-0 a Herediano, los morados no lanzan las campanas al aire y celebran la victoria, pero no se muestran pasados de confianza antes de la vuelta.

“La bandera que tenemos que tener es la humildad y el respeto al Herediano”, destacó el técnico Iñaki Alonso.

“Hay que estar tranquilos, con los pies en la tierra y sabiendo que falta un partido importante”, añadió el volante Marvin Angulo.

“Dimos un paso pequeño, firme, no se ha ganado nada”, sentenció Angulo.

Saprissa supo explotar varias facetas de juego para marcarle a los Herediano y encaminar una semifinal que en el papel tenía a los florenses como favoritos.

“Estoy contento porque son las cosas que el equipo está trabajando”, dijo el español.

“Ser un equipo comprometido, ser un equipo solidario fue la clave en una situación en la que Herediano sigue siendo el favorito”, concluyó el entrenador tibaseño.