Última Hora

El delantero del Saprissa, Manfred Ugalde, considera que los protocolos de salud son vitales en el regreso a los entrenamientos, ya que en su caso debe cuidar del COVID-19  a seres queridos, algunos de ellos de alto riesgo.

Ugalde, quien comparte a diario con sus abuelos y un hermano menor de apenas dos años debe ser responsable en los cuidados personales, ya que es la única persona que sale y entra de la casa. 

El delantero morado mencionó que los cuidados que tiene el Saprissa durante su estadía en el estadio, así como los personales durante el viaje de ida y regreso a casa se han convertido en parte de su rutina.  

“Claro que estamos cumpliendo todos los protocolos que nos mandó el doctor, por ahí antes de pasar al camerino nos revisó el médico y nos mantenemos a dos metros de cada compañero”, manifestó Ugalde. 

Ugalde recalcó la importancia de mantener el grupo junto, aunque sea a distancia, además de señalar que es responsabilidad de cada uno cuidarse.

“Tenemos que ser responsables, aunque creo que acá se están manejando bien los protocolos. En lo personal tengo que cuidarme mucho más porque tengo a mis abuelitos y a un hermano menor de dos años”, finalizó el atacante.

En el plano deportivo, Ugalde considera que regresar al ritmo establecido previo al parón será muy difícil, para eso se trabaja desde ya en la parte física y poco a poco sumándole la parte grupal.