Última Hora

La era Wálter Centeno con el Saprissa acabó este domingo por la noche tras una semana en la que cayó en los dos clásicos consecutivos de Liga Concacaf y el torneo local.

Mucho se especulaba desde el pasado certamen que el Paté tendría su última oportunidad esta semana con ambos cotejos, por lo que ambas derrotas terminaron de sepultar al estratega morado.

Sin embargo, durante sus dos años y tres días al frente del Saprissa, el Paté tuvo derrotas clave que marcaron su paso y sobre todo que llegaron a borrarle aquel halo de “estrella” del banquillo con el que llegó. Las goleadas fueron mermando la confianza y la vital relación público-técnico.

Espejismo ante Tigres.

La primera gran decepción vino en la Liga de Campeones de Concacaf ante el poderoso Tigres de México. Acá hay que aclarar que la derrota ya estaba presupuestada ante un temible del área como lo es el equipo azteca.

Saprissa logró ganar el primer partido 1-0, lo que ayudó a la ilusión, pero en Monterrey cayeron 5-1 y dijeron adiós al certamen.

Santos le tenía la medida.

Los caribeños siempre fueron un hueso duro de roer para el Paté y el Saprissa.

En su primer torneo cayeron 5-3 en el Ebal Rodríguez y el discurso fue lo difícil que es jugar en cancha sintética. Para el Apertura 2019 la dosis se volvió a repetir y los morados salieron humillados de Guápiles con un 4-0 que hizo tambalear a Centeno.

Adiós al primer título.

Pese a alcanzar la final y llegar como favoritos a la misma, Saprissa no pudo descifrar el planteamiento de un ordenado San Carlos de Luis Marín, y pese a no perder en los dos partidos, al registrar un 1-1 en Tibás y un 0-0 en Ciudad Quesada, el título se les escapó y los Toros del Norte celebraron así su primer cetro en la historia a costas.

Centeno y Saprissa tuvieron que esperar para celebrar así su primer título.

Baile en el clásico.

Para octubre del 2019, Saprissa recibió una de las derrotas más dolorosas en la era Paté.

Esta fue en el clásico nacional ante Alajuelense. Los manudos montaron un baile en la Cueva y le endosaron un 2-5 que para muchos comenzó a perder la fe en Centeno en el banquillo.

Herediano lo alecciona.

Seis días después de la paliza en el clásico, Saprissa recibió otra humillación, esta vez obra del Herediano.

Los morados cayeron 4-0 y fue ahí donde las alarmas se encendieron para la directiva y el banquillo.

Una recuperación el torneo y obtener el título de Liga Concacaf ante Motagua le dieron una vida extra al estratega.

Sin embargo, en semifinales del Apertura 2019 volvieron a verse las caras ante los rojiamarillos, y pese a no caer, nuevamente quedaron eliminados, esta vez por penales.

Por si fuera poco, justo al inicio del Clausura 2020, Saprissa volvió a traerse un saco de goles del Rosabal Cordero con un 4-0 a favor del Team.

Eso sí, para aquel certamen el Paté sonrió y levantó por primera vez el título de primera división como técnico al derrotar a Alajuelense en la final y conseguir el cetro 35. El campeonato le permitió un baño de confianza con la afición que lo tiró al cielo otra vez.

Sin embargo, al comenzar el Apertura 2020, los morados perdieron el primer título en una nueva Supercopa con resultado favorable para el Herediano de 2-0. Los florenses volvían a traerse a bajo los planes morados.

Cartaginés también lo golea.

También durante el Apertura 2020, esta vez fue el Cartaginés el encargado de llenarlo de goles en dos partidos consecutivos por las reprogramaciones debido al COVID-19.

En Tibás, los blanquiazules derrotaron 0-4 a un endeble Saprissa que parecía ya agotar la paciencia con el Paté.

Cuatro días después volverían a caer en el Fello Meza por un 2-1 pese a una mejoría en su fútbol.

Otra vez Herediano.

En diciembre anterior, durante las semifinales del Apertura 2020, el Herediano volvió a remarcar su paternidad con 3-0 en la ida del Estadio Nacional y la vuelta terminó en empate 1-1 para que otra vez quedaran fuera de la disputa del título. La fe se perdió por completo.

Los clásicos, la sentencia definitiva.

Finalmente, los clásicos nacionales terminaron de sepultar a Centeno.

El único disputado en el Apertura 2020 fue en la Cueva y Saprissa lo ganaba al 81’, pero en los últimos 10 minutos vio como la Liga le empataba y terminaba ganándolo 2-3 con un doblete de Jonathan Moya. Otra herida más para el Paté.

Mientras que esta semana vino la debacle. Saprissa cayó en la final de Liga Concacaf por un contundente 3-1 y volvió a perder este domingo por el Clausura 2021 otra vez por 3-1.

Seis goles en una semana que fueron inaguantables para la directiva del Saprissa que decidió apartar a Centeno del banquillo.

Ahora queda por saber quién será el encargado de tomar las riendas del equipo morado y devolver la confianza nuevamente.