Última Hora

Hace 15 días, el presidente del Saprissa, Juan Carlos Rojas, afirmaba que ellos no despedían a un técnico desde el 2015 en alusión al proceso que cumplen en el banquillo.

Sin embargo, este lunes se encargó de presentar a Wálter Centeno como nuevo técnico en lugar de Vladimir Quesada.

Pero, ¿qué pasó para cambiar de decisión?

A criterio del jerarca morado, la decisión de separar a Vladimir no fue apresurada y más bien llevaba rato en estar gestándose.

“No fue nada fácil. En días pasados me referí a la regularidad en el banquillo, algunos pensarán que esto es contradictorio, pero no tomamos las decisiones de un día para otro, le veníamos dando seguimiento”, mencionó.

Rojas asegura que ni la derrota ante Cartaginés peso para tomar la decisión, ni el triunfo ante San Carlos evitó la separación del estratega, pues era algo que siempre se iba a dar.   

“No tomamos una decisión con base a un partido, no fue en base a lo de Cartago el miércoles anterior ni el tema ante San Carlos. Del momento de cuándo se toma la decisión no voy a entrar en detalles, pero si les puedo decir que se materializó ayer por la noche, no fue sencillo.  

“Lo que más pesó, fue la gran oportunidad de tener a Paté acá. Es el momento idóneo para traerlo a casa, su visión es compatible con el Saprissa”, explicó.

De paso, el presidente morado sacó a relucir su fanatismo y dijo que personalmente era “hermoso presentar a un ídolo del saprissismo en el banquillo”.

Rojas y el resto de la directiva morada espera a un equipo muy apegado a la ideología del Paté.

“Como entrenador él trabajo de Wálter habla por sí solo. Es el tipo de juego que nos gusta y que da espectáculo, sabemos que es un ganador.

“Como entrenador ha traído un extra para optar por un fútbol arrollador y mejorar lo que ya tenemos”, concluyó.

Tanto Vladimir Quesada como Víctor Cordero seguirán ligados a la institución morada, ambos estarán al frente de las ligas menores del club.