Última Hora

El codazo que metió Julio Cascante ante Limón FC y que le costó dos juegos de suspensión por parte del Tribunal Disciplinario de la Fedefútbol, ni siquiera serán analizadas por parte del Saprissa ya que dejan claro están en contra de estos comportamientos y el castigo es merecido.

“Este tipo de casos (como los de Jerry Bengtson o Julio Cascante) creo que no van con lo que nosotros tenemos en mente para nuestra institución”, indicó el gerente deportivo Evaristo Coronado. 

Con la llegada de Coronado a la gerencia del club, Saprissa reforzó el tema de evitar polémicas con los árbitros y ante todo dejar una buena imagen en la cancha ante todos los aficionados.

“Trabajamos para jugar fútbol y no para estar discutiendo fuera del terreno de juego con los árbitros”, indicó el gerente deportivo.

Lo que aún sigue esperando la dirigencia morada, es una respuesta por parte del Comité Disciplinario y sus parámetros paras castigar declaraciones en contra del arbitraje.

“Sería importante que se dignen a decir cómo es que van a administrar este tipo de sanciones para que todos quedemos claros cómo se van a manejar las cosas”, añadió Coronado.

Saprissa busca erradicar los reclamos a los árbitros por parte de sus jugadores tanto dentro como fuera de la cancha.

Lea también: 

Saprissa pierde a uno de sus jugadores más regulares para el clásico nacional