Última Hora

El Deportivo Saprissa logró este miércoles su estrella número 36 en el fútbol nacional luego de superar en la final del Torneo de Clausura 2021 al Club Sport Herediano.

Los morados regresan a lo más alto del balompié costarricense al dejarse la serie contra los florenses sin ninguna apelación: ganó la ida en casa 3-2 y también se impuso por la mínima 0-1 en el partido de vuelta disputado en el ‘Colleya’ Fonseca.

El equipo tibaseño se adueña del cetro luego de superar una crisis de malos resultados durante la fase regular que le dieron apenas para clasificarse de cuarto, pero que levantó su nivel en la hora de la verdad.

Tras la salida de Centeno y la posterior racha de 12 partidos sin triunfo con Roy Myers al mando, Mauricio Wright se convirtió en piedra angular para que la ‘S’ volviera a creer en su juego en los últimos cuatro juegos de fase regular, así como en las finales.

El mérito del Saprissa pasa por la eliminación del líder Alajuelense, rival que llegó invicto a las semifinales, así como vencer en la definición por el título a un conjunto Herediano que también vino de menos a más en la temporada.  

Este miércoles en el reducto guadalupano, los dirigidos por Mauricio Wright aguantaron los primeros minutos de presión florense para luego sacaron provecho del contragolpe para encontrar la red.

La anotación que sentenció la serie cayó al minuto 13’ luego de una buena combinación de pases donde Jimmy Marín sirve para Colindres y éste no lo duda para ceder en bandeja el balón a Rodríguez, quien le pegó sin piedad para marcar el 0-1.

Inmediatamente después del gol, se vino una cascada de opciones claras para los equipos y la buena acción de los zagueros evitaron más festejos.

Los rojiamarillos pudieron responder con un centro rastrero de Gerson Torres que iba en dirección hacia Yael López, pero el oportuno cierre de Ricardo Blanco ahogo el empate.

Luego el peligro pasó al área contraria en un nuevo contragolpe donde Ariel habilita de taquito para el remate de Colindres y fue Suhander Zúñiga quien negó el segundo para los morados.

El primer tiempo terminó con el show de los guardametas. Primero Aaron Cruz con una doble intervención a Torres y Yendrick, mientras que Álvarez protagonizando otra tapada a Colindres.

El ingreso de Berny Burke dinamitó el ataque rojiamarillo en los primeros minutos del complemento, pero conforme pasaron los minutos su fuelle ofensivo se fue disipando.

Saprissa, con todo a su favor, se dedicó a proteger el balón para que la desesperación empezara a ser mella en el rival, que nunca encontró las vías para regresar a la lucha por el título.

Los morados esperaron el pitazo final para desatar el júbilo de un título que sacia y los reafirma como el equipo más ganador de Centroamérica. 

App Teletica