Por Adrián Fallas |Por Adrián García |16 de mayo de 2022, 12:52 PM

Este lunes Christian Bolaños ingresó de cambio y ayudó a cambiarle la cara a Saprissa, que ganó en Grecia y le permitió a Saprissa entrar a la segunda fase.

Semanas atrás el volante estaba en el ojo de la tormenta. Bolaños fue a un concierto, mientras sus compañeros jugaban un partido clave en el viaje de los tibaseños de la sima a la parte alta de la tabla.

Los señalamientos no se hicieron esperar y esto dijo el morado al respecto.

“Estas remontadas son muy bonitas, me ha tocado vivirlas muchas veces, siempre me he caracterizado por no hablar y responder en la cancha. Muchos tenían espinilleras y tacos, ahora tienen un micrófono y ahora les gusta hablar por hablar. No hay que ser mala leche y muchos de ellos son mala leche”, dijo Bolaños.

“A muchos se les ve la mala leche y eso es feo. Lo poco que hicieron en sus carreras lo están manchando con un micrófono”, añadió sin dar nombres.

Sobre lo vivido en el Allen Riggioni, el volante recordó que lo logrado muestra lo que representa Saprissa.

“Al final acá hay que jalar todos para el mismo lado. Hoy me tocó a mí ayudar al grupo y meterlos en la clasificación”, dijo.

“Yo me entrego por una institución que desde pequeño me abrieron las puertas y me dieron cariño”, concluyó.