Última Hora

Ya eran tiempos difíciles para el Estadio Nacional sin ningún concierto, partido de fútbol u otra actividad con público presente desde el mes de febrero anterior.

Pero a partir del anuncio de que lo que resta del año 2020 no se podrá realizar ningún evento masivo, ahora el reto será todavía más difícil para la administración del reducto que busca como pueda rebajar por completo los gastos.

De ahí, que al igual que muchos, toca reinventarse y planear un último cuatrimestre del año muy duro para la economía mundial y la Joya de La Sabana no escapa de eso.

Ricardo Chacón, gerente del Estadio Nacional, explicó que el rubro de eventos masivos es muy importante para ellos, pero añadió que se cuenta con todo un plan para salir adelante en este 2020.

“Creo que es una noticia lamentable para todos los involucrados en lo que a eventos masivos se refiere, pero ahora solo queda acatar los lineamientos de salud, pues primero y lo más importante es la salud. Nos hubiera encantado hacer algunos eventos, pero es lógico que no va a hacer posible”, dijo Chacón en entrevista con Teletica.com.

Bajar gastos e inyección del Icoder.  

Lo primero que se comenzó a realizar es bajar gastos, es decir, utilizar lo mínimo el estadio, así como reducir contratos con las empresas de seguridad y limpieza momentáneamente.

Además, es importante resaltar que se recibió un aporte patrimonial por parte del Icoder y el Consejo del Deporte de ₡455 millones, la mayoría para mantenimiento del estadio y ₡96 millones para mejoras.

“La mayoría de ese aporte es para cubrir servicios básicos, agua, luz y pólizas de seguridad del reducto y para eso es lo que va a servir ese monto, para seguir cooperando.

“La otra parte de eso, 96 millones de colones, para hacerle un mantenimiento mínimo de aquí a fin de año para pulir las actividades del 2021. Desde marzo tenemos cinco meses sin hacer algún mantenimiento a las instalaciones”, explicó Chacón.

El Estadio se vio beneficiado pues durante los últimos cinco años se le realizó un mantenimiento preventivo que le permite estar en óptimas condiciones durante todo este tiempo de pandemia.

“¿Por qué tan poquito? Bueno esto gracias a que en los últimos años hemos realizado un gran trabajo de mantenimiento preventivo al estadio y le hemos invertido 1.750 millones en los últimos cinco años y esto ha hecho que las instalaciones se mantengan en buenas condiciones”, añadió el gerente.

Contrato largo de patrocinadores.

Además, el Estadio Nacional se ve beneficiado de las ayudas de al menos 10 patrocinadores que se mantienen constantemente pautando en publicidad y de otras formas en el inmueble.

Esto es como gotitas de ingresos que ayudan a sacar adelante los gastos.  

“A Dios gracias hemos estado sobreviviendo de patrocinadores y publicidad como el INS, Pinturas Sur, Huawei y otras empresas que tienen espacios. También nos ayuda mucho la Municipalidad de San José”, explicó el encargado del principal reducto deportivo del país.

Ayuda a CNE y Fuerza Pública.

Actualmente el reducto de La Sabana sirve como principal sede de la Sala de Situación, donde los principales entes del Ministerio de Salud, la Comisión Nacional de Emergencia, Presidencia y hasta Fuerza Pública se reúnen para tomar decisiones durante la pandemia.

Esta ayuda, pese a que no se percibe ningún dinero, es parte de la Responsabilidad Social que tiene el fideicomiso del Banco Nacional y el Estadio Nacional.

Además, según explicó Chacón, ya se firmó un acuerdo con la Fuerza Pública para que las autoridades policiales puedan ocupar el albergue deportivo ubicado en los pisos 3 y 4 para dar posada a los oficiales que lo necesiten en caso de complicarse la pandemia u otros casos de emergencia nacional.

Precisamente, la Joya de La Sabana, podría llegar a utilizarse como un albergue gigante al 50% de su capacidad en caso de una emergencia mayor.

De momento, Chacón y el resto de la junta administrativa esperan que la problemática para el 2021 cambie y pase de cero actividades a un calendario completamente lleno que los obligue hasta reponer varios eventos en una única semana.

“Lógicamente se va a contraer mucho el calendario pues será muy poco espacio para muchísimos eventos, pero lo que vamos a hacer es poner una buena práctica del fideicomiso del Banco Nacional y parte del éxito de la gestión es que convivan los eventos. La idea es ayudarse entre productores y todos puedan contar con una fecha”, concluyó.

De momento este sábado tendrá el primer gran evento desde que comenzó la pandemia y será la Super Copa entre Herediano y Saprissa, eso sí, sin público.

Más adelante vendrán los 90 Minutos por la Vida el 3 de enero que se podrían realizar ya con un aforo del 50% y cinco grandes eventos por programar: Carlos Rivera, XKnights (marzo), Jesús Adrián Romer, Kiss y el pianista Yanni.